DEFLECTÓMETRO DE IMPACTO PESADO

(HEAVY WEIGHT DEFLECTOMETER)

BROCHURES

Dynatest desarrolló el primer Deflectómetro de Impacto Pesado (Heavy Weight Deflectometer) comercialmente disponible. El Deflectómetro de Impacto Pesado (Heavy Weight Deflectometer) es altamente versátil y puede usarse para probar tanto pavimentos rígidos como en pavimentos flexibles, en carreteras y aeropuertos. El Deflectómetro de Impacto Pesado puede aplicar una carga en el rango de 30-320 kN, lo que le permite simular la carga de un vehículo hasta la carga más extrema del tren de aterrizaje del avión, como el Boeing 777, el Airbus 340 o el 380.

 

El reporte del  Deflectómetro de Impacto Pesado (Heavy Weight Deflectometer) es usado:

  • Para determinar la capa de falla y las soluciones óptimas de rehabilitación.

  • Para realizar control de calidad en obra de pavimentos existentes y nuevos.

  • Para mejorar y comprender los modelos de pavimentos.

  • En la gestión del pavimento.

  • En la investigación de pavimentos.

 

Beneficios clave del Deflectómetro de Impacto Pesado (Heavy Weight Deflectometer):

  • La carga dinámica permite el análisis empírico-mecánicista de las capas de pavimento y la determinación de estrategias óptimas de rehabilitación.

  • Ensayos estructurales automatizados y rápidos del pavimento.

  • Determina la capa de falla, en lugar de determinar simplemente la capacidad portante.

  • Control de Calidad de pavimentos nuevos (QC/QA).

  • Compara un amplia gama de opciones de rehabilitación, incluyendo el fresado y el reciclado, en lugar de simplemente aplicar sobrecapas.

  • El Deflectómetro de Impacto Pesado (Heavy Weight Deflectometer) de Dynatest proporciona datos precisos, reproducibles y repetibles.

  • El monitoreo automatizado y en tiempo real de las celdas de carga, los geófonos y las variaciones de datos garantizan una alta calidad de los datos recopilados.

  • Utiliza un análisis mecanicista que permite probar la mayoría de las estructuras de pavimento.

  • El Deflectómetro de Impacto Pesado se utiliza en todo el mundo desde los desiertos más calientes y secos, hasta los trópicos húmedos y las regiones polares más frías